La hiperhidrosis axilar es el más común de los casos de sudoración excesiva, ya que el 60% de los afectados por hiperhidrosis la tienen localizada en axilas.

Incluso para gente que no sufre de hiperhidrosis, el sudor axilar en ciertas ocasiones ya crea un cierto malestar, manchas en la ropa que no se desean que sean visibles, humedad…; para alguien que tiene esta patologí­a todos estos sí­ntomas y molestias se multiplican notablemente.

El mero hecho de levantar los brazos para agarrarte en el tren o el autobús, parar un taxi, o coger algo de una estantería alta, es motivo de preocupación, vergüenza e inseguridad para alguien con sudoración excesiva axilar. Incluso condiciona la manera de vestir de los afectados, utilizando generalmente el color negro o el blanco para disimular el exceso de sudor.

Como hemos dicho, se produce una inhibición social por culpa de la hiperhidrosis. Muchas veces se tiende a pensar que el padecer de sudoración axilar es sinónimo de malos olores, no es así­; únicamente se produce una secreción de sudor mayor sin incrementar el olor corporal.

Cuando existe un incremento del mal olor es producida por una patologГ­a llamada bromhidrosis, pero en ningún caso está relacionada con la hiperhidrosis.В 

Deja un comentario