Síndrome de Frey o hiperhidrosis gustativa.

Una de las variedades de hiperhidrosis o patologías asociadas a la hiperhidrosis es el síndrome de Frey o también conocido como hiperhidrosis gustativa. Esta patología provoca en nuestro cuerpo una sudoración excesiva en la zona de la cara, que se produce al ver, soñar, pensar, hablar o ingerir alimentos.

Resulta curioso que este hecho pueda producirse por un simple pensamiento y no necesariamente por la ingesta de algún tipo de alimento o de algún alimento en concreto, por eso no es extraño que nos preguntemos ¿Como es esto posible?, ¿Qué es lo que hace que se produzca esta patología?.

Normalmente este tipo extraño de hiperhidrosis es provocado por una intervención quirúrgica o un traumatismo en la glándula parótida. La glándula parótida son las glándulas que controlan la secreción de saliva  que se produce antes de la ingesta de alimentos; lo cual provoca una sudoración excesiva facial que normalmente afecta solo a uno de los 2 lados de la cara.

hiperhidrosis gustativa

Si miramos más allá de este síntoma vemos que la hiperhidrosis gustativa o síndrome de Frey es un problema social bastante grave, ya que la mayoría de veces en situaciones cotidianas como el salir con los amigos, familia o incluso clientes, se acaba comiendo o tomando algún tipo de aperitivo, lo que cual provoca ansiedad en quien la padece por el exceso de sudor con enrojecimiento que sufre en la zona facial y por consiguiente genera falta de confianza y miedo a las relaciones sociales.

Es curioso como puede afectar la comida en nuestra temperatura corporal, es conocido que la ingesta de alimentos picantes o calientes hace que nuestra temperatura corporal aumente; sin embargo, también está demostrado que incluso comiendo un helado o bebiendo un refresco la temperatura se puede elevar.

Infórmate sobre la hiperhidrosis facial aquí.