Rubor facial o ereutofobia

El rubor facial o ereutofobia (miedo a enrojecerse), es el nombre que recibe a un enrojecimiento incontrolado de la cara, producida por una mala vasocompresión de los vasos sanguí­neos faciales.

Puede producirse técnicamente con solo pensar en enrojecerse o ante cualquier temor por pequeño que sea. Se conoce que el rubor facial es hereditario, hay una predisposición genética para que varios miembros de una familia sean afectados por esta patologí­a.

Enrojecerse, al igual que la mayorí­a de patologí­as, produce una inquietud constante, acommpañada de vergüenza y ansiedad, acompañado también de temor y angustia a que vuelva a producirse esta ruborización.

Los sí­ntomas se repiten a lo largo del dí­a, produciéndose también sin ninguna razón aparente, dificultando la interacción social, rehuyendo a la comunicación con otras personas por miedo a enrojecer.

En muchos casos se recurre a la psicoterapia como posible tratamiento del rubor facial, para aprender a controlar la ansiedad, el temor y técnicas de relajación. Para casos más severos se utiliza la simpatectomía (empleada también en casos de hiperhidrosis), con una tasa de curación del 90% y, como en la mayoría de intervenciones, efectos secundarios, como la sudoración compensatoria.

Deja un comentario