Hiperhidrosis palmar

Hiperhidrosis palmar

La hiperhidrosis palmar se refiere al exceso de sudoración de las manos, es una condición que frecuentemente afecta a una gran población en todas partes del mundo. Este tipo de patología la pueden padecer personas de ambos sexos, se puede presentarse bajo cualquier temperatura y especialmente en situaciones de nervios, ansiedad, estrés o miedo.

Esta afección es causante de grandes inconvenientes durante el desarrollo de la vida personal, ya que se interpone en las actividades diarias, en el trabajo y en las relaciones sociales y personales, permitiendo serias dificultades emocionales.

Causas de la hiperhidrosis palmar o manos sudorosas

La patología de las manos sudorosas en exceso, se relaciona mayormente con la genética, debido a que tiene la posibilidad de ser hereditaria, sin embargo, no todos los casos se deben a este factor.

Si se trata de un caso genético, la enfermedad comienza a manifestarse a temprana edad. Durante la pubertad los síntomas pueden aumentar y al llegar a la adultez es cuando comienzan a disminuir los episodios de sudoración excesivos.

Sudar suele ser algo normal al momento de que el cuerpo necesite nivelar su temperatura y lo manifiesta liberando este líquido notorio por muchas partes del cuerpo. En el caso de la sudoración de las manos, se puede observar que es muy diferente al sudor de la espalda, las axilas y los pies, ya que es menos visible.

La causa principal de esta afección, se debe a diversos factores emocionales que dejan en segundo plano los motivos orgánicos. Se manifiesta por medio de señales que captan directamente las glándulas sudoríparas que se encuentra en la zona de las manos y es allí cuando estas comienzan a sudar sin motivo alguno.

Consejos y terapias para mejorar la hiperhidrosis palmar

Debido a que el sistema nervioso es el principal responsable de la hiperhidrosis palmar, se pueden aplicar diversas alternativas para fortalecer este padecimiento como las que se mencionarán a continuación:

  • Realizar dietas, donde se evite ingerir el café, el alcohol, el tabaco o cualquier excitante es la solución perfecta para disminuir esta enfermedad.
  • Practicar ejercicio físico, para que mejore el equilibrio del sistema nervioso y liberar el estrés y la ansiedad.
  • Aprender a visualizar, ayuda a enfocar situaciones que puedan ser estresantes y provoquen el sudor en las manos.
  • Aplicar la fitoterapia, esto se refiere a la ingesta de plantas medicinales relajantes como la tila, la manzanilla, el azahar o la melisa en combinación con la salvia, para lograr regular la transpiración.

Cómo eliminar la hiperhidrosis palmar

La hiperhidrosis palmar es una situación incómoda y molesta, que se pueden solucionar de manera eficaz. Para curar este padecimiento, se debe buscar la ayuda de un médico para que evalúe el nivel del problema y así poder indicar cuál debe ser el tratamiento o procedimiento adecuado. Entre ellos se encuentran, las inyecciones de bótox, el uso de medicamentos o en casos graves la cirugía.

Tratamientos

Existe una gran variedad de tratamientos efectivos para mejorar la sudoración de las manos, las más resaltantes son:

La Iontoforesis

Es un tratamiento dermatológico, que se aplica por medio de sustancias capaces de reducir la sudoración al aplicarse una cantidad de corriente eléctrica que puede movilizar los iones de sodio de la solución donde se sumergen las manos. Esto logra calmar las glándulas sudoríparas por un buen período de tiempo.

La psicoterapia

Es muy efectiva para aprender a controlar la ansiedad que permite que se manifieste este incomodo padecimiento y al mismo tiempo disminuir el estímulo del sistema nervioso. También funciona para reducir la inseguridad y aumentar la autoestima.

Las inyecciones de toxina botulínicas

Este tratamiento dermatológico que se lleva a cabo por medio de la aplicación de inyecciones intradérmicas de bótox para eliminar esta enfermedad. Esta técnica puede dar resultados durante seis meses después de su aplicación.

El láser

Es un excelente e innovadora técnica, que tiene la capacidad de eliminar las glándulas que permiten la presencia de la sudoración y se aplica por medio del calor.

Tratamiento de pastillas

Hoy en día existe una gran variedad de medicamentos orales, que pueden utilizarse para tratar este problema, ya que pueden impedir que se estimulen las glándulas sudoríparas que se encuentran en todo el cuerpo y a su vez limitar la sudoración excesiva. Entre ellas están los anticolinérgicos, el clorhidrato de clonidina y bloqueadores beta.

La cirugía en la hiperhidrosis palmar

La operación es la opción definitiva para acabar con este problema, a pesar de esto solo es recomendable en casos severos de sudoración frecuente que interfieren en el desarrollo de las actividades y en el estado emocional de las personas.

Este efectivo tratamiento quirúrgico, al llevarse a cabo es totalmente permanente y solo puede practicarla un especialista torácico de manera ambulatoria, lo mejor es que los resultados son notorios de inmediato.

La hiperhidrosis palmar y la seguridad social

Esta enfermedad puede incomodar ampliamente, la seguridad en sí mismo de cada persona que lo padece, ya que suele ser muy notoria y cohíbe la posibilidad de mantener relaciones sociales, crea inseguridad y puede llegar a afectar el estado emocional.

En algunas comunidades españolas, lo consideran como un padecimiento que se puede tratar con una gran variedad de alternativas que no se encuentran dentro del sistema público.

Remedios caseros

Remedios naturales para hiperhidrosis palmar

La sudoración excesiva de las manos, es un trastorno que es muy incómodo para los que lo padecen. Altera significativamente la actividad de las glándulas sudoríparas que genera una secreción de fluidos por causa de ansiedad y estrés, que interfiere al momento de acariciar o apretar la mano.

Por suerte, existen tratamientos caseros con excelentes propiedades que puede lograr disminuir estos molestos síntomas. Entre las alternativas se encuentran:

El bicarbonato de sodio

Es un ingrediente alcalino que contiene propiedades antitranspirantes capaces de disminuir la segregación de fluidos por medio de las manos. Tiene un poder absorbente que seca el sudor y neutraliza las bacterias que generan mal olor.
Se aplica disolviendo una pequeña cantidad en agua caliente, luego se introducen las manos durante 10 minutos y las manos quedarán completamente secas.

El té

Puede curar eficientemente el sudor, además de ser un magnifico desodorante. Solo se tiene que hervir un vaso de agua con cinco bolsitas de té y cuando se haya reposado se sumergen las mano por 10 minutos.

El jugo de tomate

Al tomarse este remedio casero en las mañanas, el cuerpo estará fresco durante el día y evitará que las manos suden excesivamente.

Agua con hielo

La ingesta de agua con hielo diariamente, sirve como una terapia para disminuir el exceso de sudor, sobre todo si es por descontrol hormonal. Evita los problemas de deshidratación y normaliza la temperatura interna del organismo, de esta forma se reducen las alteraciones de las glándulas sudoríparas. Dos o tres vasos diarios, previene el calor.

El agua de rosas

No solo es uno de los más eficaces tónicos para la piel, también es una excelente solución para reducir los síntomas de la hiperhidrosis palmar. Gracias a su contenido astringente tiene la capacidad de controlar la producción de la sudoración excesiva y además limpia la superficie de la piel, evitando que se generen molestos olores que puedan ser desagradables.

Para que haga su efecto, se debe rociar en las palmas de las manos y se frotan hasta que se absorba completamente. Este procedimiento se puede realizar cada dos o tres horas como mantenimiento.

Infusión de salvia y manzanilla

Para reducir poco a poco la transpiración, se puede ingerir este preparado durante 20 días todas las mañanas. Para prepararlo se tiene que hervir un vaso de agua junta a una cucharada de salvia y una cucharadita de manzanilla, luego al reposarse por un tiempo de 10 minutos, se filtra, se le coloca una cucharadita de miel y de esa forma estará lista esta deliciosa bebida.

Aceite esencial del árbol de té

Este aceite esencial del árbol de té, es muy recomendado como tratamiento natural para controlar la transpiración, ya que puede mejorar el pH de la piel y reducir las secreciones que produce este padecimiento.

Tiene un eficiente poder antiséptico que sirve como un buen desodorante para controlar los síntomas y al mismo tiempo evita que se manifiesten malos olores.

Para utilizarlo, se humedece un pedazo de algodón con el aceite y después se frota en las manos. Si se combina con un poco de agua, se puede rocía sobre la piel y se dejar secar hasta que se absorba completamente.

Vinagre de manzana

Este vinagre es un eficaz tónico astringente que tiene la cantidad de suficiente de ácido tánico, que ayuda a contraer los poros de la piel y reduce la producción excesiva de los fluidos que segregan por medio de los poros.

En un recipiente se diluye la misma cantidad de agua y de vinagre de manzana y se rocía en las palmas de las manos al menos dos o tres veces al día.

Si tienes dudas o simplemente quieres comentar tu caso te invitamos a escribirnos un comentario en el formulario de abajo.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos relacionados con hiperhidrosis palmar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *