Hiperhidrosis facial

Hiperhidrosis facial

La sudoración facial, tal y como lo indica su nombre, es el exceso de sudoración en la cara, aunque también puede afectar al cuello y al cuero cabelludo.

Junto con la sudoración palmar, la hiperhidrosis facial resulta muy molesta y sumamente difícil de ocultar y constituye uno de los problemas que más afectan al estado anímico de quien lo padece, ya que interfiere directamente en sus relaciones sociales y laborales.

Al igual que en los otros tipos de hiperhidrosis, es completamente ajena a factores externos, tales como el calor, el ejercicio físico o situaciones de estrés o miedo y no existe una causa específica que explique por qué se produce ese exceso de sudoración.

Si bien es cierto, dichos factores agravan los efectos de la sudoración facial, haciéndola aún más difícil de controlar, la calidad de vida de las personas afectadas se reduce considerablemente, ya que limita de manera importante sus relaciones sociales y más cuando se trata de personas que trabajan de cara al público. Tener la cara constantemente empapada de sudor socialmente genera un aspecto poco higiénico o de mala imagen y tener conciencia de eso, hace que quien lo padece, genere un propio autorechazo.

La hiperhidrosis facial o sudoración facial, no solo supone una incomodidad para la vida laboral, sino también en nuestra vida cotidiana, ya que las relaciones sociales se ven afectadas notablemente, produciendo inseguridad, estrés o vergüenza generándose así un círculo vicioso por el que a mayor estrés, mayor nivel de sudoración y a mayor nivel de sudoración, mayor estrés.

Como en el resto de tipos de hiperhidrosis, existe una serie de tratamientos naturales que ayudan a mitigar los efectos de la sudoración excesiva facial, como el uso de antitranspirantes y otros no tan naturales, pero sí más definitivos como la operación de simpatectomía.

Asimismo, se recomienda llevar una dieta equilibrada y controlada evitando la ingesta de alimentos que favorecen la sudoración.

Causas de la hiperhidrosis facial

Las causas de la hiperhidrosis facial aun no son muy precisas pero muchos antecedentes hacen referencia a la genética, es decir que muchos de los pacientes que sufren de este factor lo heredan de sus padres transmitiéndolo generación tras generación.

Los factores anímicos también suelen ser responsables del exceso de sudoración, teniendo así los nervios y ansiedad como principales estimulantes de las glándulas sudoríparas. Así como una variedad de enfermedades congénitas o contagiadas que conllevan a este suceso, pero que actúan de una manera aislada que se controla dándole tratamiento a dichas problemáticas.

Por otro lado, se tiene el estilo de vida y la dieta diaria que pueden llevar las personas, ya que el día a día con el cumulo de estrés, así como de un consumo constante de bebidas alcohólicas, tabaco, grandes cantidades de grasa, carbohidratos y comidas chatarra puede afectar el organismo de las personas, aumentando la posibilidad del exceso de sudoración por el factor ya mencionado.

Síntomas de la hiperhidrosis facial

El principal síntoma por obvias razones es el exceso de sudoración, sin embargo, en ocasiones cuando la persona se encuentra en un estado de reposo sin ningún tipo de alteración que pueda generar sudoración, se puede presenciar cierto brillo sobre el rostro que es producido por el mismo síndrome.

Por otra parte, dado que las personas que sufren de hiperhidrosis facial pueden llegar a sudar desde la zona del cuero cabelludo hasta el cuello, se puede hacer presencia de un residuo blanquecino en la zona de los labios superiores, cejas y cabello, que se trata de las sales expulsadas mediante la sudoración.

Otro factor de importancia es que las personas que sufren de este tipo de hiperhidrosis suelen tener episodios repetitivos, sin embargo, pueden presentarse tan solo una o diversas veces a la semana de acuerdo al organismo, siendo la segunda opción la más frecuente. Por las noches y durante el sueño no suele suceder debido a que el cuerpo y mente están en total reposo.

¿Cómo se trata?

Existen una serie de métodos que pueden ser implementados por las personas que sufren de hiperhidrosis facial, los cuales no son un tratamiento definitivo, sino una manera de poder sentirse mejor aliviando efectivamente los síntomas y consecuencias de llevar consigo la hiperhidrosis.

  • Es recomendable siempre cuidarse de factores externos que puedan generar alteraciones, siendo el sol y la contaminación algunos de estos.
  • No aplicar cremas grasosas, aceites o cosméticos, ya que pueden empeorar la situación, debido a que estos tapan los poros, y que combinado con la sudoración y el cumulo de toxinas se puede producir acné o infecciones. Siendo las cremas naturales a base de agua la mejor opción.
  • Evitar el consumo de sustancias como alcohol o tabaco.
  • Tratar de llevar una vida tranquila, libre de estrés, siempre viéndole el lado positivo a las cosas, a su vez evitando momentos que puedan que puedan producir ansiedad. Para ello es recomendable la visita a un experto que guie profesionalmente a cada persona de acuerdo a sus condiciones.
  • Disminuir parcial o totalmente las azucares o alimentos hipercalóricos que incrementan la actividad del metabolismo y con ello la liberación del exceso de energía que finalmente se convierte en el proceso de sudoración.
  • Lavar constantemente tu rostro con abundante agua y un jabón especial que no afecte el PH de la piel del rostro, a fin de eliminar los residuos sobre ella y mantenerla en todo momento limpia y sana.

Todos estos se pueden presentar como tratamientos caseros muy habituales y efectivos que no generan costos económicos, ninguna complicación ni efectos secundarios.

Tratamiento para la hiperhidrosis facial

Existen diversos tratamientos que sugieren ser la cura parcial o definitiva para este fenómeno entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

Uso de anti transpiraste

Esta puede parecer un remedio bastante inusual, sin embargo, es muy buena solución parcial para atender dicha problemática, ya que hoy en día se comercializan ciertos sprays, toallas y geles para que puedas cubrir la zona del rostro y evitar tanto el exceso de sudor sobre ella, siendo también humectantes y con un proceso de secado rápido, aunque algunas generen irritación sobre algunos tipos de pieles.

Toxina botulínica

El botox es un sistema altamente efectivo para la atenuación de las arrugas y en especial el exceso de sudoración inhibiendo la liberación de acetilcolina de las neuronas, ofreciendo una piel limpia, seca, libre de manchas y con un efecto lifting que hace sentir mucho mejor a las personas, mejorando su vida diaria y con ella la autoestima. Este método se aplica mediante pequeñas inyecciones en zonas estratégicas.

Cirugías

Otra de las buenas opciones y siendo la definitiva se tiene una operación sencilla llamada simpatectomía o simpaticotomía por videotoracoscopía, la cual consiste en una pequeña alteración de la sección de cadenas formadas por el nervio simpático torácico que inhibe la producción de altas cantidades de sudoración en la zona facial y alrededores, así como la roboración, siendo un proceso rápido y sin riesgos.

Si quieres conocer más sobre otros tipos de hiperhidrosis, como la axilar, palmar o plantar, te invitamos a explorar nuestra página web.

Deja tu comentario o consulta cualquier duda que tengas.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos relacionados con hiperhidrosis facial:

Rubor facial o ereutofobia

El rubor facial o ereutofobia (miedo a enrojecerse), es el nombre que recibe a un enrojecimiento incontrolado de la cara, producida por una mala vasocompresión de

Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *