La comprensión social de la hiperhidrosis es hoy en día una tarea pendiente para muchos. Todo el mundo sabe que sudar es necesario para el organismo, ya que sirve como método de regulación de la temperatura corporal, pero, ¿cuando sudas excesivamente, la comprensión es la misma?

Sobretodo a edades tempranas e incluso en la adolescencia, la inconsciencia y la inmadurez hacen que las personas afectadas por sudoración excesiva sufran más por el rechazo social que por su patología. Es importante -sobretodo para los padres- restarle importancia y tratar el tema con normalidad, ayudando a comprender al niño su patología y su relación social con los demás.

Aún teniendo más consciencia, la adolescencia es siempre una etapa difícil, y más para aquellas personas afectadas por cualquier patología. No dejar que la hiperhidrosis sea toda tu vida, es esencial para tener seguridad en ti mismo, y no sentirte cohibido en situaciones cotidianas.

Hay que hacer una reflexión social, para poder dejar de sentirse observado, estar seguro de uno mismo y poder vivir una vida social con total normalidad.

Deja un comentario